Popup facebook

El regreso del lobo, Blanca Martí

Obra seleccionada en la 2ª edición de Il·lustraciència
El Lobo ibérico (Canis lupus signatus) es una subespecie de lobo (canis lupus), endémica de la península ibérica. Su medida oscila entre los 110 y 150 cm. Parecido un poco a un perro pastor alemán, tiene una cabeza robusta, orejas cortas y triangulares, ojos de color dorado y manchas blancas en los belfos denominadas bigoteras. Es un poco más pequeño que los lobos europeos. La subespecie se caracteriza por tener manchadas de negro, la cara externa de la cola y la cara anterior de las patas delanteras.
Cómo elemento central tenemos un ejemplar de lobo ibérico (Canis lupus signatus) en posición frontal, dónde se aprecian las marcas o signos de las patas delanteras , las bigoteras y la mancha de la cola. Arriba a mano izquierda podemos ver el cráneo del lobo, que se distingue del del perro por ser de mayor tamaño, con una cresta sagital más grande y arcos cigomáticos más abiertos, para aguantar la musculatura que de la fuerza a su mandíbula. Abajo, también a mano izquierda, vemos la huella de la pata delantera, más ancha que la trasera. Detrás del lobo, hay una encina, representante del hábitat del lobo.

En nuestra Google Open Gallery  puedes ver todos los detalles.