Popup facebook

Pato Real, Mafalda Paiva

Obra seleccionada en la 2ª edición de Il·lustraciència
El más común y generalizado de todos los patos, el pato real, no necesita presentación, ya que se encuentra en todas partes, desde parques de ciudad a estanques de pueblo, depósitos de agua o incluso estuarios o pantanos. Excepto por el pico amarillento y las patas anaranjadas, la hembra es de un color castaño que contrasta fuertemente con el macho, que tiene la cabeza de color verde oscuro, anillo blanco en el cuello, pecho castaño y color ceniza en la espalda con plumas enrolladas encima de la cola.
Altamente adaptables, los patos salvajes a menudo hacen sus nidos lejos de agua, en lo alto de un árbol o en edificios, enfrentando a los recién nacidos y jóvenes a una peligrosa jornada.
Vive en pareja y tienden a defender su territorio en torno a un pequeño peñón u otro recurso.

En nuestra Google Open Gallery puedes ver todos los detalles.