Popup facebook

The squirrel, Giorgio Smiroldo

Obra seleccionada en la 2ª edición de Il·lustraciència
Este atractivo mamífero tiene una parte superior del cuerpo color castaña, con la piel inferior color crema, mechones visibles en las orejas y su famosa cola esponjosa. La ardilla roja muda su pelaje dos veces al año, pero solo muda anualmente los mechones de las orejas y la cola. Prefiere el bosque que contiene una buena proporción de los árboles de coníferas. En Europa se encuentran en grandes bosques, jardines y parques y en altitudes de hasta 2.000 metros.
La ilustración representa un retrato a lápiz de una ardilla roja con sus peculiaridades. La cola peluda grande, los mechones en las orejas, las patas delanteras y traseras especialmente bien desarrollados. Todos estos elementos sugieren una importante adaptación a la vida en los árboles. Se retrató en una pose clásica que provoca una cierta ternura y simpatía, y, por tanto, un cierto interés.
En nuestra Google Open Gallery puedes ver todos los detalles.