Popup facebook

Entrevista a Pedro Salgado, ganador de la 5ª edición del premio Illustraciencia

Por Rosa Mª Mateu

El científico portugués Pedro Salgado especializado en biología marina, nos revela las particulares características de la ilustración en el ámbito de la ciencia en relación al arte, la fotografía y la específica forma de desarrollar este trabajo a caballo entre el conocimiento, la comunicación y la belleza. Una herramienta, que como él dice, "imprescindible para la sensibilización ambiental" y  al mismo tiempo "un medio mágico para crear afectos". 






"Meros del mediterráneo" - Pedro Salgado. Obra ganadora de Illustraciencia5


Rosa Mª Mateu.- ¿En qué términos hablamos de arte cuando nos referimos al dibujo de las ilustraciones?

Pedro Salgado.- El ilustrador científico tiene que dominar el lenguaje de la ciencia. Este tipo de trabajo tiene  que ver mucho con la comunicación visual porque se trata de comunicar ciencia. El dibujo ofrece imágenes para transmitir aspectos científicos y se acopla a las necesidades del conocimiento, son cosas que están totalmente ligadas. El arte está supeditado a las necesidades de la ciencia.

Yo pienso que la ilustración científica no es arte; no es ciencia; es las dos cosas. Inevitablemente tiene que ser las dos cosas ligadas de alguna forma. Lo que llega primero es un hecho con un concepto que hay que transmitir a la comunidad científica, a un público generalizado o a un grupo especializado en una especie. Pero la primera cosa que aparece es la necesidad de transmitir un concepto  a través de una estrategia que será escogida por parte del ilustrador. Una vez que cae en la  mesa el tema a tratar, el ilustrador tiene que estar muy atento y ha de afinar mucho en lo que ha de transmitir, porque de un mismo tema puedes hablar de muchas cosas diferentes.

La  ilustración está totalmente dependiente de la parte científica; son dos formas de conocimiento. Infelizmente se busca la frontera entre el arte y la ciencia y yo creo que la perspectiva, la renacentista de Leonardo da Vinci padre de la ilustración científica, en ese tiempo, las dos formas de conocimientos no están tan separadas como la gente piensa ahora. Hay que tener un pie en cada una. El ilustrador científico no puede tener competencias sólo como artista, tiene que tener un dominio del lenguaje científico; debe comunicarse con el especialista y entender lo que le están pidiendo para saber qué ha de  comunicar a través de sus ilustraciones. 

Rosa Mª Mateu.- ¿Con qué premisas se enfrentan los  ilustradores a un mismo trabajo?

Pedro Salgado.- Ante dos ilustradores con competencias equivalentes, con mucha experiencia y  un mismo tema  a  solucionar con una imagen, la primera cuestión a abordar es que la  información tiene que ser rigurosa. Las estrategias pueden ser diferentes, cada cual pensará cúal es la mejor manera para resolverlo, si con una única imagen, con una imagen principal y varias complementarias, o con una serie de imágenes… porque cuando hablamos de ilustración científica, la gente piensa normalmente en una descripción, pero esto es muy reduccionista. Pero hay muchas ilustraciones que no sólo tienen que ver con la descripción, que el enfoque no está en todos los detalles, la morfología, la estructura anatómica, sinó en un concepto que puede tener que ver con el tiempo, con el ciclo de vida, con una relación de dependencia entre un animal y una planta. 





"El ilustrador científico tiene que dominar el lenguaje de la ciencia"



Pedro Salgado
Todo eso son conceptos que el enfoque del dibujo no está necesariamente en la descripción; entonces, cuando  una cuestión  ha de ser transmitida, aunque hayan dos ilustradores experimentados, cada uno tendrá su forma de afrontarlo, cada uno buscará una estrategia, pensará en la mejor manera de comunicar ese conocimiento y luego desarrollará su trabajo tranquilamente. Buscará las referencias con todo el cuidado porque lo que vaya a producir no es un dibujo para él mismo, sino que ha de pensar  en quién será el receptor del mensaje. De este modo, el dibujo se irá direccionando en ese sentido, hacia un determinado público con un formato específico. Porque no es lo mismo una ilustración para la portada de un libro, para una página, o para el mural de un museo...  La estrategia y el desarrollo han de estar muy bien pensados desde el inicio, teniendo en cuenta quién será el receptor. El resultado final ha de ofrecer la misma información con el trazo de cada autor, aunque la estrategia sea diferente, apreciándose el estilo de cada dibujante, la parte creativa del ilustrador. 


Rosa Mª Mateu.-¿Cuál es la técnica más ampliamente empleada en este campo?

En cuanto a la técnica, ésta puede ser en blanco y negro porque para el proyecto puede ser la más indicada, o en color, si así mejor lo requiere el trabajo en cuestión. Quizá la solución màs adecuada sea una acuarela. Pero estas decisiones las tomará el ilustrador.

Rosa Mª Mateu.- Entonces, entendemos que hay un tema de rigor científico concreto  y a partir de ahí ¿cada ilustrador pone su propia manera de trabajar?

Pedro Salgado.- Lo que importa es que con sus decisiones, su estilo, su técnica, sean las màs adecuadas para resolver la cuestión científica a comunicar y esa información llegue clara, limpia y de una forma precisa, enfocando la cuestión a transmitir. Seguramente, en muchos casos, pueda decirse  a quién pertence la ilustración, o bien por un trazo, o bien por un estilo personal. Cada cual tiene su manera de enfocar y pensar un proyecto. Pero la información tiene que estar muy bien afinada, esto es muy importante. 


"Hay que pensar en todo momento quién será el receptor del mensaje"



Rosa Mª Mateu.- Siendo Estados Unidos uno de los principales padres de la ilustración científica, actualmente sigue habiendo mucha distancia con Europa?

Pedro Salgado.- Conozco bastante bien lo que se hace en EEUU porque estudié y he trabajado allí. Entonces percibes que los ilustradores aquí trabajan en solitario. Es muy importante mantener el contacto entre profesionales de la ilustración porque surgen innovaciones técnicas que es preciso conocer. Tanto en  EEUU  como en Europa, se hace un trabajo muy bueno, ahí no veo diferencia. Lo que sí veo es que desde hace mucho tiempo en EEUU se dieron cuenta de la importancia de crear una red de contactos, porque trabajar solo es muy limitado. 

La unión de profesionales es necesaria para hablar no sólo de técnicas, sinó también para tratar cuestiones del ámbito profesional, ya que cuando alguien comienza en un gremio de estas características no sabe cómo funcionan los presupuestos, cómo relacionarse con un cliente, ya sea con un editor o con un científico. De esta necesidad detectada,  nace en 1968, la Guild  of Natural Science Illustrators, la primera asociación de ilustradores científicos. 

En todo este tiempo la comunidad internacional ha creado estructuras de comunicación entre los ilustradores profesionales como los congresos anuales para intercambiar sus intereses, con talleres, congresos, charlas por parte de los más veteranos para que los ilustradores más incipientes dispongan de canales y recursos para obtener información que les permita entender por dónde pueden encauzar sus carreras; mientras que si una persona trabaja aislada de esta amalgama informativa, su evolución será mucho más lenta aprendiendo de los errores por haber hecho las cosas de una manera inadecuada profesionalmente.

Es muy importante la comunicación para evolucionar correctamente y esa experiencia la tienen los americanos y vale la pena estar dentro, asistir a los congresos y ver otras realidades. Se puede aprender mucho de ellos con iniciativas de divulgación profesional muy interesantes. Porque nuestro trabajo en realidad es fácil de difundir, ya que la imagen es un lenguaje universal y la gente, en general, puede sentirse más atraída por una ilustración, a través de la cual desarrollar posteriormente el interés por un determinado tema. 


Sensibilización ambiental: "la imagen crea un afecto"



Rosa Mª Mateu.- Por las particularidades de la ilustración la gente se acerca a la imagen de un libro con una mayor sensibilidad.  ¿Concibe la ilustración científica como una herramienta importante para concienciar sobre la protección del medio ambiente?

Pedro Salgado.- Creo que es importantísimo, ya que es una forma directa y fácil de llegar a la gente. Toda información científica a través de un  texto sin imágenes es muy duro de absorver. Hay que estar interesados a priori del tema para poder desarrollar la lectura; sin embargo, con una imagen, llamas la atención  de quien ni siquiera había pensado en el tema anteriormente. Yo suelo decir que la imagen crea un afecto; cualquier persona se puede quedar encantada con una imagen;  una ilustración tiene el poder de ser un vehículo  para llegar a la gente con temas de carácter científico y en particular, con temas como la sensibilización ambiental. Creo que el papel de la ilustración científica tiene mucha importancia, tiene mucha fuerza para llegar a la conciencia de las personas y promover la educación ambiental. Es es una forma muy directa de  crear afectos sobre cuestiones ambientales. 

Los ilustradores tienen que ser conscientes de que su trabajo tiene que llegar a la gente. El trabajo científico está pagado con dinero público y debería de contemplarse muy seriamente la cuestión ética de hacer llegar sus conocimientos y la mejor forma de hacerlo es a través de la imagen.



Rosa Mª Mateu.- ¿Cómo se relacionan la fotografía y la ilustración?

Pedro Salgado.- Una foto transmite de una forma distinta a como lo hace una ilustración. La calidez de la imagen, el  sello de la persona que ha hecho el dibujo; esta parte sensible también transmite; es lo que está diciendo una persona. Eso es muy importante, pero algo que también se transmite en la ilustración es la interpretación de un determinado tema y el enfoque de  la importancia en algo muy particular; no es sólo la captación de una imagen; la ilustración trata con un dibujo una cuestión muy particular, y lo que no es importante queda excluido de ella.

La fotografía es algo fundamental. También puede servir como ilustración científica si está hecha con ese propósito. Capta una imagen en un momento determinado; mientras que la ilustración es una construcción. Tienes algo delante y los vas construyendo poco a poco en una determinada dirección. La fotografía también puede tener una gran importancia como transmisión de conocimiento, puede considerarse como ilustración científica si está hecha con esa intención de rigor y precisión. 



Rosa Mª Mateu.- ¿ Cómo abarca la ilustración los diferentes tipos de público a los que van dirigidos sus trabajos?

Pedro Salgado.- Se tiene que ser riguroso con los niños aunque la ilustración para este sector puede tener unas características diferentes. Se ha de entender el problema que hay que resolver, conocer el lenguaje científico, tener una buena estrategia para abordar el proyecto en cuestión, estudiar el campo a tratar si no dominamos esa especialidad. Luego es muy importante saber a quién va dirigida la ilustración; puede que sea a los niños y en ese caso la ilustración no tendrá el mismo registro gráfico. Muchas veces la ilustración científica es algo frío, muy específico, donde es menos interesante el punto de vista plástico. Para el sector infantil la imagen ha de causar desde el principio un impacto, tiene que llamar la atención. 

Rosa Mª Mateu.-¿Cómo tendrían que ser educados los menores en los temas de la naturaleza?

Pedro Salgado.- La mayoría de las ilustraciones que son muy especializadas suelen ser en blanco y negro y tiene todo el enfoque en estructuras en las lineas para aislar sectores y entender mejor de lo que se está hablando.  Para los niños la ilustración tiene otras finalidades, tiene que atraer desde el inicio. Quizá no ha llegado aún el momento que la información sea tan importante para ellos, pero es fundamental para que se genere su curiosidad, creando ilustraciones que establezcan afectos entre los más pequeños y la imagen. Así se empezarán a interesar no sólo por un dibujo, sinó también por el concepto implícito. De este modo entramos en  la sensibilización por la ciencia y los temas ambientales.